374 days ago…

Fue hace  la friolera 374 días cuando pisé este sitio por última vez. Bueno, confieso que he abierto el blog muchas veces y me he parado en seco frente a la pantalla, con los ojos desvaídos, lela perdida, baba a estribor, esperando a ver si el post se escribía solo. Pero, oye, ni frunciendo el ceño y apretando el “recto” he conseguido que se muevan las teclas. Lo de la telequinesia no es lo mío.

drooling

         Hace 374 días el Ecce Homo no se parecía en NADA a Paquirrín; los duques solían ser señores honraos; Oklahoma aparecía en los mapas; Gran Hermano terminaba en número impar y, “se acerca el invierno”, era sólo una frase popular.

Dicen por ahí que segundas partes nunca fueron buenas. Pongamos por caso:

1. Pretty woman 2: “Y la pasión entre Rockefeller y la “chati” terminó. Y empezaron los reproches. Y él se dejó barba y se puso a beber cerveza como un cosaco. Y ella perdió la ilusión y ni se depilaba la tía. Y acabaron lanzándose los trastos y el mobiliario a la cabeza. Y cest fini”.

card172l-f2.  Spice girls, el regreso: La realidad superó la ficción más sórdida que se me pasa por la cabeza y había tanta cirugía plástica en tan poco metro cuadrado, que el escenario se vino abajo. (Bueno, eso no pasó, pero casi, casi). Y se acabó el if yu güana bi mai lover. Para siempre”.      

spice5Sacad vuestras propias conclusiones.

         En el caso de la Sardinas, este largo impás ha dado muchísimo de sí. Hace 374 días tenía un hijo menos, los kilos a raya, la mitad de estrías, el doble de pelo…Hace 374 días en mi vida faltaba elniño, la etapa pañal llegaba a su fin y el aspirador nasal era sólo un mal sueño.

        Pero aquí estoy otra vez. Por si no había suficientes blogs en vuestros TLs. Con fuerzas renovadas, nuevas escabechinas y mala uva suficiente. Vuelve una madre chafardera que no cambiará con sus consejos vuestras vidas, ni las decorará con washi tape, pero que tiene gusanillo entre los dedos y necesita esta bitácora para hacer sus días menos indigestos.

Os espero en mi nueva y endorfinada lata, haciendo de las mías, rompiendo todas las reglas del bloguero de éxito. Un año y nueve días después. Ashuparla!!

Si segundas partes son buenas o no…lo decidiréis vosotros.

 

De madres felices y noches redondas…

 

Oigame. Escribir un post a las cinco de la mañana, tiene sus ventajas. En primer lugar, porque lo tienes todo más fresco y reciente. Y en segundo, porque cuando uno destila alcohol por los poros, la única manera de mantener el barco en posición estática… es en el sofá.

Me hallo como en mis tiempos mozos: deglutiendo un sándwich de pavo y queso a la velocidad del taxímetro que me ha traído hasta casa. 20 talegos…20 talegos me ha costado un viaje astral hacia la muerte. Y no lo digo porque me sintiera Moyá en el Dakar, que también. Sino porque el buen señor que me ha devuelto sana y salva a mi pecera, me ha contado – en el espídico trayecto – todos y cada uno de los accidentes que ha tenido en sus 31 años de servicio al volante. Simpático.

-          Eeeeh…¿Julio? Has dicho Julio, ¿verdad? Julio, perdona que te tutee. Sobre lo que te dije al principio de mi PÁNICO AL COCHE… ¿Qué cojones no has entendido?

Pero oye, no me voy a quejar. Que ha sido una noche redonda. Excepto porque, al volver a casa, macho alfa dormía en su lado de la cama. ¿Y qué tiene eso de malo? Ah, nada, sólo que ha dejado en mi sitio todas y cada una de las herramientas  que he utilizado para mi tuneo personal. En la misma poturitita, oyes! Gracias, cariño, te debo una…

A lo que iba. Noche redonda. No sé muy bien por dónde empezar. Viene a mi memoria una canción de Julito…”Tropecé de nuevo y con la misma piedra”: Empecemos por ahí. Resulta que, chicos, que me voy. Y me iba. Me iba una, dos y hasta tres veces. Y al final casi he cogido cariño al King África – versión afro – que custodiaba la puerta.

Total, que ha sido una noche memorable. Me estoy dando cuenta de que no estoy contando nada…Confío en hacer otro post en condiciones, pero es que venía con la mala baba cayendo barbilla abajo y riéndome sola.

-          Tú eres tonta.

-          Además de verdad

En fin, para no alargarme mucho, quiero resaltar algunas de las mejores anécdotas de hoy.

-          Mis primeras desvirtualizadas…la de la dulce voz y una 2.0 a la que sigo desde hace tiempo (diga lo que diga Paparracho!).

-          Las cervezas frescas…un tras otra y sin panchitos en el esófago.

-          Un montón de madres y padres ENCANTADORES (no puedo decir nombres, me he enamorado de tantos…)

-          La actuación estelar de una pizpireta que parece haber metido cámaras en mi casa. (Y su colega, que debía estar espantada de la audiencia que le han plantao).

-          Las quinientas cuarenta y tres bolsas de regalos que me he llevado!! (Malenis incluidas…que, by the way, ahora son una masa uniforme de azúcar glas).

-          La pirada de la peineta. Chica, has desbordado mis expectativas…

-          El rollo Bob Marley que se respiraba.

-          Las organizadoras. Encantadoras, colaboradoras, animadoras…Dora la exploradora….(es que pegaba un montón)

-          Sucumbir a los chantajes psicológicos. Bendito sea decir NO, para luego cambiar de opinión.

-          Mi acertadísima gestión de bajar las escaleras. No me deis las gracias. Un voto en los premios Suavinex es suficiente.

-          El de la gorra, el calvo con horquillas, el amabilísimo DJ, José Luis López Jiménez (pillín, que me mirabas la faja!), la parienta del bongo, bongo…esas fotos frikis que se suman a mi álbum!

-          Mi prima, la que tiene una amiga que se parece a mí…Buf, lo que haríamos tú y yo en un banco del retiro con una bolsa de pipas…Regalos que te da la vida.

-          Los cien puntos que he subido en el ránking de unos tales mamarrachos…;)

-          Nuestras elucubraciones para forrarnos.

-          La motosierra con la que voy a cortarme en unos minutos los tobillos.

Esta ha sido una noche de P/MADRES FELICES…y no me patrocina nadie. Porque nos une una causa común. Una grande – con los pies muy pequeñitos – que nos llena la vida y que, de vez en cuando, nos da un respiro para sacar la cabecita del agua y compartir con otros peces todo lo que se cuece en el mar.

Lo dicho. Redondo, como el culo que se me va a poner del atracón que me estoy pegando.

Os quiero. Pero ahora sí, de verdad…

La Sardinas

 

PD: He llegado a casa y me he pegado una ducha…lo mío iba más allá de la familia del choto.

Pd2: Son las 6:13 de la mañana…¿¿¿eso tiene premio???

PD3: A Macaco pongo por testigo de que no me ha subido ni una pizca el alcohol. Mierda.

Mandamientos de una madre ANTIBLOGUERA



El otro día – ese periodo de tiempo comprendido entre ayer y hace un lustro – mi inspiración hizo las maletas y se piró. Así, sin avisar. La muy cuta me dijo: “Estoy de capa caída, me voy de pedo a ahogar mis genialidades en Bourbon (será pija…!)”. Y por ahí debe seguir, en algún barucho de mala muerte, con el buen gusto de Lady Gaga y la optometrista de Leticia Sabater, pasándoselo de puturrú de fuá.

 

 

Desde su abandono, he tenido tiempo para reflexionar mucho sobre mi vis 2.0. Y he sacado una gran conclusión: soy la personificación de la ANTIBLOGUERA. Por ello y como corro el riesgo de no volver a recuperar mi lado más cínico, he creado mi propia tabla de mandamientos. Así, por lo menos, cuando saque la cabeza por la ventana de mi vida virtual, no tendré ganas de cerrarla a cal y canto. Ea, la que no se consuela es porque no quiere!!

 

1. Odiarás a todas las mamás blogueras que actualizan a diario

2. Tomarás el nombre de SeñoritaPuri en vano.
3. No santificarás el Día Mundial de Interné
4. Deshonrarás a aquellos que te animaron a meterte en la blogosfera
5. Matarás – de cuando en cuando  – a tu YO 2.0
6. Publicarás fotos de dudosa procedencia (y decencia) en tu página de Facebook
7. Robarás followers ajenos
8. Levantarás falsos testimonios sobre tus constantes desapariciones
9. Consentirás pensamientos y deseos 1.0
10. Codiciarás el buen rollo ajeno

 

Dicho esto…y tras la petición de una absolución sincera por parte de mi pequeño público…vuelvo al ruedo. CAGAROS VAIS A…que diría el maestro Joda…Aún me queda mucho por “bublear”…

Tipología de las suegras

(Con la venia de mi santa madre política…quien, por cierto, me ha dado gran parte de las ideas…)

     En el diccionario Ruso – Español, Español – ruso, la palabra SUEGRA se traduce como ESTORBA. Son tantas las historias truculentas que he oído de estos personajes, que no podía dejar escapar la oportunidad de honrar a mis queridas y sufridas madres con una nueva clasificación tipológica, en esta ocasión, sobre las mamás de sus maridos/parejas/novios…etc.

Regodearos, pues…

Suegra CORDÓN UMBILICAL: Muy común en su especie, este tipo de suegra no desea romper el vínculo con su hijo. Pasado un tiempo prudencial tras la boda, mira a su chiquitín (de 40 palos) y le dice con ojos tiernos: “Tienes cara de cansado…¿¿ya comes bien?? Estás más delgado…Tienes que dormir más, trabajar menos y relajarte”. Y, por supuesto, luego te apuntala a ti: “A ver si lo cuidas mejor”. Y  tú, callada como una perra, le devuelves la media sonrisa mientras acaricias tu barrigón porta mellizos y visualizas en tu cabeza la broooonca que le vas a echar a “chiquitín” al llegar a casa porque, después de no haber pegado ojo en toda la noche, tienes que poner una lavadora con sus calzoncillos  manchados de caquita porque no se sabe limpiar en condiciones.

 Suegra ELECTRA: Según ella y nadie más que ella, sería la perfecta esposa de su hijo porque sabe lo que le gusta y le trataría como ninguna mujer en el mundo. Tiende a darte instrucciones tooooodo el tiempo: A él el huevo le gusta poco hecho… y la sopa de fideos que sea de cabello de angel, que queda más suave… ah, y siempre se toma un vaso de leche a la hora de acostarse…pero no le pongas tomate al arroz que le gusta echárselo a parte…y no olvides azotar su almohada antes de dormir para que esté mullidita…”. Sí, señora, no se preocupe… Y gracias por hacer de mi marido un tontoalastres!!!

 Suegra DIÓGENES: Clásica donde las haya, esta mujer conserva toooooodos y cada uno de los recuerdos de su retoño. Mechones de su primer corte de pelo (qué nostalgia ahora que es calvo), su traje de la comunión enmarcado, la cajita de sus dientes roñosos, los mil y un dibujos de su infancia, las notas de B.U.P, su primera multa, las fotos de sus viajes, sus cartas a los reyes…ARGGGGGGGGGGGGGGHHHHHHHHH…Allá ella, pero, por Dios “no me enseñe su arsenal de los recuerdos cada vez que vengo… no puedorrrrrrr”. Y como buena hija política – falsa y bien queda – que eres, muestras sorpresa cada vez que abre la caja de pandora y exclamas cínicamente: “Qué monooooo”.

Suegra BRUJA: Existen tesis doctorales sobre este tipo de suegras viperinas   por ser las más comunes. Se las ingenian para dejarte mal en cada situación; te responden con ironía y cinismo; buscan fisuras en el matrimonio para hacer el plaka, plaka; la foto de la primera novia de su hijo engalana su estantería… En resumen, estas señoras desconocen por completo que les has hecho un favor porque, ni eres una pelandrusca, ni hay otra mujer sobre la faz de esta tierra que se hubiera casado con su hijo, que es un rarito cuando quiere!!

Suegra DEEP IMPACT: El vaso medio vacío, la tostada del lado de la mantequilla, negro en lugar de rosa…La mujer no lo puede evitar. Si algo puede salir mal, saldrá como el culo. Si el niño tiene décimas: “¿¿No será tifus??”. Si te planteas salir a pasear: “Yo no iría, va a llover, cógete paragüas”. Si estás pensando comprarte un coche: “No sé paqué, si dicen los Mayas que este año es el fin del mundo”. El pesimismo hecho persona, la apocalíptica y tétrica visión de la vida…MORTAL!!

WIKI suegra: La Larousse viviente, con moño, gafas y agujas para tricotar incluidas. Sabe todo mejor que nadie y no se priva a la hora de expresar sus “sabios conocimientos” a los que le rodean. Y por supuesto, tú no te escapas a la regla. Su frase fetiche: “Ese niño lo que necesita es…”. Y te haces sangre en la lengua de tanto mordértela soñando despierta, imaginando que le coses la boca con su aguja del dos y esa lana gorda color rosa chicle que tanto te espanta y que acabará abrigando a tu hija del alma.

Suegra TELEFONISTA: Llama todos los santos días a tu casa a las horas CLAVE: el baño, la comida, la siesta. (¿Casualidad o mala leche?) Hace un repasito general del día y así se asegura de que eres una madre prudente y responsable. Una mujer de tu casa, vamos.

Suegra THE OPPOSITE: Digas lo que digas, segurísíiiiiisimo que ella dice lo contrario. “Creo que va a llover…Yo he oído que habrá un sol radiante”.  “La paella estaba muy buena…es la peor que he hecho nunca” “Los cerdos no vuelan…Te digo yo que sí, que los he visto yo con estos ojos”.

Suegra 3×1: Por si no fuera suficiente, además de los desplantes de su Santidad, parecer ser estrictamente necesario soportar a tus cuñadas. Como sacadas de un cuento infantil, Griselda y Anastasia rajan sobre ti descaradamente…con su madre, por supuesto. Todo lo que haces pasa por la máquina trituradora que tienen por boca y luego te saludan como si nada, eso sí, con la nariz bien arriba. Sus niños/maridos/vidas son dignas de envidiar y tú eres simplemente la intrusa que trata de alejar a su hermano  - al que, por cierto, llaman constantemente para calentarle la cabeza.

Suegra THANKSGIVING: Su cariño por ti es inversamente proporcional a la comida que te sirve en el plato. Te ceba como a un pavo en Acción de Gracias y a la mínima que te descuidas, tus albóndigas se han multiplicado por arte de birli birloque. No acepta un no por respuesta: “¿Querida, quieres un plátano? No, gracias, estoy llena. ¿Y una naranja? No. ¿Y una pera? Mmm…¿no? ¿Y unas uvitas recién lavadas? Nonono, de verdad que no me entra. ¿Y mandarina/yogur/papaya/coco/manzana/cerezas/fresas/café/infusión/chupito?? (QUE NOOOOOOOOOO, COJONES YA!!!!!!!!)”. Pero eso no se lo dices…y acabas haciendo hueco en tu apestufado estómago para meter el bowl de fresas con nata que con tanto esmero ha preparado para ti…

Suegra YUDOKA: Siempre de tu lado y no del de su hijo, esta clase de suegra sería capaz de arrancar lenguas y aplastar estómagos por defenderte. Sufre si tu marido te habla más alto de lo normal y haría malabares por ti y tus niños. Un gustazo, vamos.

Suegra SUPERNANNY: Irritante, capciosa, pesada, metete…El vademécum de la pedagogía hecho persona. Ella lo haría todo de otra manera, con mano más firme, sin pestañear… “La cuchara yo se la metía hasta la garganta”, “Esa crema para el culo no sé yo…”, “Conmigo se iban a la cama sin rechistar”, “Es que me han salido unos hijos estudiosos, la verdad” …Y una sonatina constante de frases que en tu foro interno resuenan como los ecos del infierno. Pero, una vez más…te callas, vaya a ser que saques al Mr. Hyde que llevas dentro y te pongas a repartir mandobles.

Suegra 2.0: Moderna donde las haya, desde que ha descubierto internet y las redes sociales, está más al día que tú. Te escribe whatssups, ve a tus niños por Skype y se pasa todo el santo día enviándote power points con chistes malos!!

Suegra SCOTTEX: Nunca te das cuenta de que está, hasta que tienes un apretón apuro. Siempre suaves,  cálidas, no estorban y tienen el rollo que necesitas…cuanta más falta te hacen. Son tu paño de lágrimas muchas veces y sin ellas…estás perdida!!

Suegras SINGER: Como la marca de la famosa máquina de coser, hay un espécimen de suegra que me genera mucha envidia. Está tan emocionada por tener nietos, que se pasaría el día cosiendo para ti. Vestidos para los gemelos, ropa de cama, de silleta…y encima te cocina y “cangurea” a tus hijos de mil amores!

Suegra ASPB (A su puñetera bola): Perfumada hasta los hongos, disfruta de su jubilación, hobbies y tiempo libre y sabes que con ella no puedes contar. Allá se esté incendiando la casa y no tengas dónde meter a los niños mientras lo apagas. “A mí no me dejes a los críos que yo no estoy para estos trotes”. Eso sí, su jogging diario con amigas IMSERSO, que no se lo quite nadie. GRRRRRRRRRRRRRR….

            Y después de hacer un repaso a la flor y nata de las suegras…te preguntas…       ¿Existe alguna perfecta?? Y no lo dudas: tu madre…

Manifiesto contra las madres “perfectitas”

             Desde que recibí la tarjeta que me acredita como madre, he conocido cientos de especímenes de mi mismo club. No sólo a través de este medio virtual, sino en todas partes. Allá por donde voy, me encuentro embarazadas, mujeres con carritos, madres sin aliento  persiguiendo a niños que corren que se las pelan. Los parque están llenos de asociadas a mi club! Me pregunto dónde se escondía esta gente cuando yo estaba soltera. En fin.

Como ya clasifiqué en su día, en este Club, hay muchos tipos de madre. Hoy quiero dedicar unas palabrotas  palabritas, a ees conjunto – que, por cierto, abunda – de mamás SUPER PERFECTAS, OSEAFIJATE.

—————————————————————————————————–

Estimada madre Supercalifragilística:

                 Me caes como el culo. Eso como poco. Ya me conoces, soy de las que van al grano y prefiero empezar por el final. No te aguanto. Cada vez que te veo por la calle, me haces sentir como Chiki, la freak esa de gran hermano. Osea, muyyyyy pequeñita.

Siempre llevas el look perfecto: uñas pintadas con el color de moda, tacón afilado, la mecha cubriéndote la raíz y esa sonrisa blanqueada en la cara que me saca de quicio. Por no hablar de tu tipo de veinteañera estúpida que exhibes sin pudor delante de mí y que me obliga a esconder mis babas de buey entre capas y capas de ropa. ¿Qué pasa, que a ti te liposuccionan después de parir?

              Tus niños nunca llevan lamparones. Ni mocos estalactita. Me pregunto si es que les das de comer con alguna clase de babero distinto al mío. Porque, por más que intento momificar a laniña a la hora de comer, pase lo que pase, LA GOTITA DE HUEVO acaba aplastada en su ropa…o la mía!!!

             Hablar contigo llena de pus mis trompas de Eustaquio. Tus retoños siempre duermen trece horas del tirón, comen de todo, jamás se ponen enfermos y, si lo hacen, en lugar de cagarte en el padre que los concibió, te dedicas a fardar de lo bien que lo llevas.

Aún no te he oído quejarte. Según tengo entendido, te va taaaaaan bien, que tendrías uno detrás de otro. Pero, ¿¿¿¿¿de qué vas??? Es esta la solidaridad con las que aún tenemos la entrepierna temblando de pavor!??

Por supuesto, tu parto no podía ser distinto. Te tiraste un pedo y tu hijo ya estaba en manos de la matrona. Por cómo lo cuentas, con smoking y todo. Rosadito, sin cara de alien, la nariz deshinchada, los ojos azules, llenos de pestañas y gesto placentero. Porque claro, JAMÁS lloraba por las noches, según me has contado.  Chica, ¿tú has tenido un nenuco de plástico o qué narices pasa?

Dime la verdad, ¿tú te pinchas? Porque, hija mía, nada te hace perder la calma. Tu hora del baño suena a una sesión de spa infantil; vestirles debe ser lo que más les gusta del mundo y como vais todos tan conjuntados…Ah, que toda la ropa se la coses tú. Claro, ya. Era de suponer que tu irritante perfección llegaba a esos límites.

Y también me dirás que eres una de esas eruditas que lee un libro por semana, que trabajas en lo que te gusta “part time” y que sales de marcha con tu maridín “el macizorro” todos los viernes. Ya, ya. Hija, no me cuentes más, porque casualmente, en mi bolso lleno de migas de aspitos, hoy llevo una sartén del tamaño de un semáforo y me están entrando unas ganas de estampártelo que…mejor hazte a un lado, chata.

Pues que sepas que tú y yo nos parecemos poco. Me vas a oír, rica:

  • Parí chillando como una hiena cabreada, tuve un postparto de mierda y hasta que laniña durmió del tirón pasaron tres años chinos del dragón.
  • La maternidad me saca de quicio mil veces y no, no me han faltado ganas de estampar a mi hija contra la pared. Más de una  y menos de 40. Para que te hagas una idea, cuando mi cabeza llega a temperatura Varoma, he llegado a zarandearla como si fuera un sonajero humano. Intensidad 5 aprox. No, no te lleves las manos a la cabeza.
  • Mi “pastelito” es en realidad una perraca con un carácter del demonio, que chilla igual que Farinelli il Castrato, que ha aprendido a hacer burbujas con la cuchara llena de puré (dirección su ropa, la mía, la trona, las paredes…) y cuya afición es lanzar a modo jabalina todo lo que esté a menos de 80 centímetros del suelo.
  • Mi casa no sale precisamente en TELVA, más bien se parece a la residencia de los Hunos.
  • La última vez que fui en el metro me empecé el libro que ya me había empezado el año anterior y que sigue cogiendo polvo en la mesilla. Vamos que no me lo he acabado.
  • La madre que suscribe es una mendiga y todo lo que puede, lo hereda. Incluso esas chaquetas tan ideales llenas de bolos. Siiii, me las prestó mi prima…¿¿y??

Uyuyuy, espera, que no he acabado.

  • Ya hemos pasado dos gastrointeritis. Y digo hemos porque después de las suyas, van las mías. De enfermedades, poco más que decir: es un moco viviente desde que nació, tiene conjuntivitis cada dos semanas, y alcanza los 40 grados cada vez que le sale un diente. Ya lleva 8, así que aún me quedan más botellones  nocturnos a base de dalsy. Por cierto, no caga rosas, sino plastas verdes y marrones, mínimo dos veces al día y lo hace como si no hubiera un mañana. La cerda de ella se mancha hasta la espalda.
  • El chándal no es que me entusiasme, pero como tiende a rebozarse por todas las superficies sucias a su alcance, he llegado a la conclusión de que sus vestido de “Chucci” (que no Gucci) no valían la pena para tal faena.
  • Los viernes por la tarde estoy tan muerta que me pongo los calcetines verdes feos que usaba en el colegio, el forro polar, la manta y me quedo en babia flipando con Hermano mayor, ese reality que a ti seguro te pone los pelos de punta porque tus hijos recibirán la educación más exquisita. Yo aún estoy inventándome enfermedades para sumar puntos que me permitan entrar en el cole más cercano….
  • Mi machoalfa no tiene parangón. No está depilado como el tuyo, ni es un experto surfista, ni está moreno, ni se echa cremas. Ni le gusta el olor de las mías. Pero es el mejor, aunque no sea capaz todavía de poner un pañal correctamente. En su defensa diré que nuestra hija, ama el naturismo y prefiere escaparse por toda la casa como la traje al mundo, que el suplicio de ponerse el pijama.

Y chica, la de cosas que te contaría, pero veo que se ha desencajado tu perfecta y “braquetizada” mandíbula y no es plan. Ya sabes que no me caes bien y que, posiblemente, la próxima vez que te vea, me cambiaré de acera. No es nada personal, es que seguro que me pillas con la parte de arriba del pijama escondida en el abrigo, el pelo oliendo a fritanga y la raya sin pintar…

Yo, por mí, te echaba del club pero…supongo que en la vida, tiene que haber de todo.

Hala maja…que no te explote la pompa de jabón de Marsella esa en el que vives…

Bueno, pues eso, QUE TE DEN!

Fdo:  Una madre mediocre.

Ni un pelo de tonta

Para aquellos que quieran conocerme mejor, les ofrezco dos alternativas: Que lean este post,o que se acerquen a mí y estudien la cartografía de mi cuero cabelludo.  Como esta segunda opción incluye un manotazoen TOA, TOA, TOAA la cara (me pregunto porqué Jesulín dejó de cantar con la de perlas que aportó a la lírica deeste país), será mejor que sigáis leyendo.
Aún puedo visualizar – en los años de mi tierna juventud – cómo MADRE me perseguía pasillo arriba, pasillo abajo con el fin de quitarme los nudos de la cabeza. Loque viene siendo: “Ven aquí que voy a peinarte, porque tú no sales de casa conesas greñas!!”. Pero es que era verle aparecer con el cepillo de cerdas gordasy se me ponía un cuerpo que, sí o sí, me veía en al obligación de hacer la trescatorce. (CONFESIÓN: Hubo años de mi vida en los que hasta un simple bote de jabón me producía tembleque).
Una vez enganchada por la oreja, la mía mamma me colocaba frente al espejo, me sujetabacon las piernas en plan boa constrictor (imagen 1) y sudaba sangre hasta que conseguía clavarmeen la cabeza aquel coletero infernal (imagen 2) que un iluminado – probablemente calvo – se inventó para agujerear cabezas. Y es que, a esa edad tenía talcantidad de pelo, que no había forma humana de cerrar el dichoso cacharro ni a martillazos.
Mi madre, un día cualquiera. Años 90´
El pasador, ese gran inventó que cambió la vida de muchas pelonas
                Sin embargo, durante los años siguientes, el pelo dejó de preocuparme y lo descuidé.Como diría laniña: malo, malo, malooo!!Así que el estrés, sumada a mi dejadez innata, hicieron que mi tupida coleta decaballo se convirtiera en un coqueto y pequeíiiiiiiisimo moño de torera. Vamos, que mis piernas estaban infinitamente más pobladas que el cogote.
Tenía tal hachazo en mitad de la cabeza, que no aterrizaba un F-42 en mi azotea de puro milagro! Cuatro pelos! Cuatro contaos!
Y entonces…unos cuantos añitos después…
… me quedé embarazada…
Que os quede una cosa clarita. Con el embarazo, todo el mundo GANA! Tú ganas peso; tu marido no gana para disgustos; ganan las tiendas de sujetadores XXL; el cuerpote gana la batalla a base de molestias…pero quien más gana, sin duda alguna, estu cabellera.
No sé si fue la buena vida, el subidón, subidón del amor, la humedad de Torrevieja o qué narices fue…pero el zass, zasssss de mi pelamen, poco tenía que envidiar a laCarboneti anunciando champú.
Como diría la Campos…qué tiempo tan feliz!!!!!!!! Porque, cómo no, tres meses después del GRAN EMPUJÓN …mi espejismo capilar se esfumó. Lavarme el pelo era rememorar el éxodo de los israelitasen tiempos de Pilatos. Se me iban los mechones en manada. Horror!!! Otra veznoooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!:
-         Quedaos aquí conmigo, juro que seré buena, juro que desenredaré los nudos de la nuca,que no me daré baños de color….pero, por el amor que os tengo,…VOLVED!!!!!!!


Y los “judíos” de ellos, sin si quiera echar la vista atrás, se deslizaban, tubería abajo, a casa de algunaotra preñada porque, lo que es a la mía, no han vuelto!
Y os preguntaréis ¿por qué os cuento todo esto? Veréis, siempre me he definido como elciudadano standart. Soy el perfil más repetido de los estudios del EGM. Carnede cañón. Una crédula, una inculta que se traga fervientemente  lo que vende la Teletienda,los foros de Internet y, si me apuras, el calling TV de Fresita.
Así que hoy estoy aquí para confesar: Sí, soy una de esas colgadas que se ha comprado el CHAMPÚ PARA CABALLOS.Después de leer cientos de testimonios virtuales, metí a mi determinación en elcoche y juntas nos fuimos a la sección de JAMELGOS del Corte Inglés. En estosmomentos, sobre la repisa de mi bañera, tengo un bote champú del tamaño de mi antebrazo donde dice: “Suaviza y da brillo a la crin de su caballo”. (¿Se tragaría la dependienta lo de que tengo un pony?).
Bien…pues ha faltado tiempo para que salga en todos los telediarios de la estratosfera quese trata de un timo! Pero de los buenos. SERÉ IMBÉCIL!????? Pues chica, sí.Soy, como diría mi padre, una imbécil esférica. Osea que, me mires por donde me mires, soy IMBÉCIL.
Pero sabéis que os digo? Que NA-DI-E-ME-LLA-MA-GA-LL-I-NA!!! Ningún experto va a mancillarmi orgullo y me lo pienso gastar todito TODO. Con un par. Porque, después de darle muchas vueltas…qué es lo peor que me puede pasar???
         Os lo digo yo, saber relinchar, tiene su morbo.
                                     Hihaaaaaaa, hihaaaaaaaaa…
NOTA DE LA AUTORA: Dios sabe lo mucho que he rezado para que mi genética capilar se haya saltado, por lo menos, unageneración. Sé que me escuchó… Cuando laniñasalió de su agujero negro, pude comprobar que Camarón de la isla se había reencarnado.
Enunos años me veo TROTANDO detrás de mi hija para clavarle el dichoso coletero.
Obviamente, mi niña es más…digamos…occidental…

Objetos infernales que toda madre debe poseer. Parte IV: EL DESFIBRILADOR

Estampa habitual de la madre del cordero
Según Machoalfa, laniña, nuestra hija, el demonio hecho persona, es superdotada. Cuando contaba con 10 meses y casi tres semanas, miró al cielo y, en su inaudible interior, escuchó a alguno de los amigos chungos de Madame Germaine, que le decía:
-         “Ssssshatunga”,levántate y anda.
Y la muy perraca, ni corta niperezosa…ANDUVO. Así, sin más, como quien se arrea un chute de Pacharán Zoco y se le pone el cuerpo en modo Marimorena. Se apoyó sobre sus brazos y emuló a ese señor que caminaba por la luna en aparente estado de embriaguez.
            Sin embargo, la que suscribe – a cuyo lado la lechera es pesimista-, vio su vida pasar en un minuto y, lejos de valorar ese PEQUEÑO PASO PARA EL HOMBRE…, se dijo en tono grave y alarmante:
   
          ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿SÓLO UNO???????????
Resulta que, según un reciente estudio realizado en el Hogar GSardinasperoconP, por cada 30 pasos de laniña, oyesss,un mueble/juguete/su pie izquierdo/las puertas, se le ponen en medio con ánimo de lesión…y PLAKA, PLAKA!! Chichón al canto. Y eso sin pluralizar. La frente de mi hija llega a los sitios antes que ella!!!! Tenemos en casa un mapa decordilleras viviente…y a color!!! Los tiene morados, verdes, rojos…
Es que tengo miedo hasta desacarla a la calle!!! No hace suficiente frio para el burka y a ver cómo leexplico yo a todas las abuelas de mi barrio la pinta de baby Frankesntein que tiene la pobre: “Señora, ustétranquila, lo de servicios sociales se lo puede ahorrar. Es que resulta que mihija tiene una tendencia natural a las autolesiones, oiga”.
Estoy por ir a la farmacia de mi barrio que, con lo baja que está la media de edad por mi zona y lo que se parece eso a un chino (de los caros)…igual me solucionan la papeleta!!:
-          Buenos días, póngameuna de ocho cereales superfibra, dos potitos de rape y un casco de acero inoxidable con refuerzo frontal.
     Por eso, como veo que la situación de casa se parece a la versión infantil de JACKASS y me corre un poco de prisa (laniña está por ahí suelta practicando para ser profesional del tortazo), me veo con el deber moral de proponer las siguientes soluciones a mis queridas madres blogueras:
SOLUCIÓN 1: Criogenicen a sus nenes (No hay mejor etapa que la del Niño Momia).

SOLUCIÓN 2: Retiren de sus vidas cualquier potencial objeto de deseo de sus frentes lisas y blanquecinas (véase sugerencia).
Y como estas dos opciones son poco factibles…
SOLUCIÓN 3: Me hagan el favor de comprarse un DESFIBRILADOR FUERZA CINCO. De esos que, con sólo un click, a una se le pasa el estado de desoxigenación de manera inmediata.
———————————————————————–
Desfibrilador doméstico de alta potencia. Compatible con el cableado de su casa. Portátil y de fácil manejo. No necesita pilas! Llame ahora al 091 y se llevará dos por el precio de uno!!!!

                          

Sayonara, Baby!!!!!!


Laniña ha soplado su primera vela. Bueno, soplar, lo que se dice soplar…no exactamente. Hizo lo que pudo. Arrancó la mitad de la tarta, alcanzó la vela y, si no llegaa ser porque había muchos ojos avizores, la tía se me quema a lo bonzo. (Ya le hemos explicado que esas aficiones kamikazes son para después de la Universidad).
El caso esque, según los estatutos médicos de la Comunidad de Madrid (y del mundo entero digo yo), cuando los retoños alcanzan sus primeros 365 días de vida, les regalan una visita al médico convacuna incluida. Pelos como escarpias. Ahora sé de dónde viene mi trauma de cumplir años…
 Para cualquier madre que se tercie, una visita al pediatra es una gestión más:
-                ¿Qué plan tienes hoy? Yo pilates, ¿y tú?
-         Yo visita al matadero. Que también empieza con P de plan, P de putada y P de pediatra.
Para mis pobres y engañados nuevos lectores, antes de seguir leyendo este post, os recomiendo que os pongáis un poquito al día sobre mi querida (ironíaliteraria) pediatra: “AQUÍ MI PASADO OSCURO”.
Tras aquel primer encuentro (mira que a mí, en general, no me entran balas) me marché a un centro tibetano para reflexionar y decidí no dar más importancia a la ignorancia supina de la mujer que tiene en sus manos la salud de mi hija:
-         Pssssssshhh, qué más da??? Será por niños!!
Así que,cumpliendo rigurosamente con la ley de todo buen criador de perros hijos,acudí puntualmente a mi cita con la “pshyco de bata blanca”.
Hora y mediadespués (€GRR@#@#@#~JOROÑAQUETEJOROÑA), escuché una voz que decía su nombre!!!!!!
-         SardinillasGperoconP!!!!!!!!
Y pasamos a la consulta. Esta vez, con intención de impresionar a la torda en cuestión, laniña entró por delante, con su expresivo gesto de Bob Esponja, caminando alegremente, haciendo alarde de su precocidad y, por supuesto, sin tener ni idea de hacia dónde se dirigía:
Pediatra (sin levantar la vista del ordenador):  - Tú dirás.
Sardinas madre (atónita): - Mmm,buenas tardes, esto…eh…vengo a la revisión del primer año.
Pediatra (aún petrificada frente a su ordenador): - ¿Has cogido la cita por teléfono?
Sardinas madre (entrando en calor): - Eeehh, sí, me dijo la enfermera que la agenda no estaba abierta en la revisión de los 9 meses y que lo hiciera así.
Pediatra (no sé, mirando por lo menos los índices bursátiles de Islandia):- Pues no. Le toca vacuna, así que no es conmigo, sino con la enfermera. Con un poco de suerte la pillas libre. Porfavor, llama a Fulano Pérez al salir.
Y Sardinas madre, que aún conserva un poquito de su buena educación, salió de la consulta, como una auténtica IMBÉCIL INTEGRAL sin decir nada.
Los pensamientos aniquiladores llegaron justo después. Me proyectaba amí misma, en el cuerpo de Chuck Norris, entrando de un portazo en la Consulta 106 con una kalasnikov en la mano derecha y una ametralladora Thunderbolt en la izquierda:


 Esto por no decir ni buenas tardes!!!!!!!
RATATATATATATATATATA!!!


          Esto por no dignarte a mirar si quiera a mi hija, que es más mona que Amedio!!!
RATATATATATATATATATA
Y esto por tu empatía de mierda, tu pasotismo sinigual y por fea!!!! Más que FEA!!!!!!!
                     RATATATATATATATATATA
En mi sueño, salía de allí soplando la boca de mi arma, frotándome el barro de las botas en su alfombra y dejando la puerta abierta, para que todo elmundo pudiera comprobar el sangriento y merecido castigo al que había sometidoa la boba esa.
En la vida real, me fui con la cara de mi padre cuando está enfadao (temblad, temblad, malditos), destilando el Síndrome de la Esteban y con la nariz más alta que mi dignidad. Me planté en la recepción del centro de salud y, siguiendo los consejos de mi macho alfa, dije:
-         Buenas tardes, vengo a cambiarme de pediatra…
        Y en mi cabeza retumbaba la mejor y más conocida de las expresiones de mi ahora maestro y mentor…:

En estado catatónico…

Tras dos semanas de vacaciones en Casa de la MÍA MAMMA celebrando (COGED AIRE): la Navidad, el Niño Jesús, Papá Noel, la merienda con niños, el día de los Inocentes, la cena de amigas, el Olentzero, Año viejo, Año Nuevo, las campanadas de la Pantoja, la Lotería del niño, la del abuelo, la del gordo, la del flaco, la cabalgata, la noche de Reyes, la cena de primos… (SOLTAD AIRE)…y todas esas maravillosas excusas que la estrella de Oriente nos brindó, he decidido hacer un balance de los daños COLATERALES de estas fiestas…
Laniña:

ANTES
AHORA
  • Caminaba lenta, pero segura. Al más puro estilo Armstrong recién llegado a la luna.
  • Brazos en posición electrocutada para mantener el equilibrio.

 

  • Corre que se las pela, desconoce el término “buena frenada”, salvo que utilice cualquier parte de su cara.
  • Se aceptan pómulos, orejas, frente, nariz y labio inferior.

 

  • Tenía un repertorio más que aceptable  de vocablos:  mamá, papá, agua, hola, adiós.

 

  • Hace discursos de larga duración en algo que debe ser el ESPERANTO.
  • Ha añadido términos como: guapo/a, más, más, brrrrrrr, popóss
  • No…solía ser NO!
  • NO significa: “Puedo arrancar bolas del árbol, coger vasos de cristal yo solita y jugar – en calidad de Terminator – con todas las figuritas delicadas del salón”.

 

  • Comía alimentos de suave digestión y biberones de 250.

 

  • DEGLUTE todas las variedades de marisco, ensaladilla rusa, croquetas, carnes, pescados, y, por supuesto…CHOCOLATEEEE.

 

  • Era una niña tranquila, alegre, risueña

 

  • Está asalvajada, histriónica, primitiva, brutaaaa.

 

Antes: Laniña
Ahora: CAÍN
Lamadre

ANTES
AHORA
  • Caminaba ligera, grácil, a paso liviano.

 

  • Desceleración en el andar, modelo muñeco de Michelín o Cazafantasmas

 

  • Hablaba con fluidez, tenía conversación interesante y hasta parecía agradable.

 

  • Refunfuño, bostezo cada dos palabras y sólo soy capaz de repetir: “Yo querer más polvorón”.

  • No, solía ser: “No, gracias, no tengo apetito”.

 

  • NO significa: “Mamá, aunque voy a potar sobre tu mantel portugués de la tatarabuela…dame MÁAAAS!!!!”.

  • Tenía buen apetito pero conservaba la línea y me cuidaba estrictamente.

 

  • ¿He dicho polvorón? De perdidos al río: “Y turrón Delaviuda, y tarta de chaja, y mousse de chocolate, y dos kilos de percebe y jamón del grasiento y…y…voy a lloraaaaaaaaaaaar!!”.

 

  • Era una madre activa, imbatible, estresada…

 

  • Parezco una boa constrictor en plena digestión de un elefante…

 

Antes: Sardinasperoconp
Ahora: LA BALLENA WILLY
       Queridos lectores,

     Por fin he vuelto! En estado de catatonia irreversible; con el colesterol a niveles aberrantes; menos horas de sueño que un friki en una CIBER MARATÓN pero, eso sí, dispuesta a dar mucha,mucha “BLOGUERRRRRRRRRRAA”!!

A la salud de la cuesta de enero!!!!!!

Desaparecida en combate

Martes, 13 de diciembre
Sede central. DESAPARECIDOS ANÓNIMOS TRAS LAS FRONTERAS
9:00 h. a.m
-         Hola, mi nombre es Sardinasperoconp.
-         Hola Sardinasperoconp!!
-         Hoy hace un mes que escribí mi último post (Nudo en graganta. Pucheritos)
                                 UN MES???????????????????? Pero, dónde te habías metido?????
         Pues, a eso vengo, a confesarlo. Porque, claro, no iba a reaparecer por aquí – a contar batallitas – sin dar explicaciones, ¿no? Sin embargo, como no es políticamente correcto en el mundo de la blogosfera relatar la cruda realidad, aquí van algunas de las versiones – posibles e imposibles – de por qué mi lata se ha llenado de polvo… Quedaos con la que mejor os parezca…
Versión 1: Me fui a una fiesssssshhta y hacía tanto tiempo que no bebía…que aún estoy con el resacón del Cola Cao al que, amablemente, me invitó el barman…
Versión 2: Salía por la puerta de mi casa y me caí por el hueco del ascensor. He estado encerrada hasta hoy…Todavía tengo agujetas!
Versión 3: Laniñay yo discutimos. La chica me ha salido con carácter. Y sin ningún género de duda, hemos elegido el “lanzamiento de jabalina“ como potencial actividad extraescolar.
Versión 4: Fui abducida accidentalmente…Es lo que tiene fumarse un piti a deshoras…
Versión 5: Jugué al rascay gana de las patatas Matutano y me he estado regodeando…
Versión 6: En un arrebato de amor, decidí hacerme un originaly siginificativo tatuaje. Siempre fui mala en eso de sintetizar…
Versión 7: Compré uno de esos cupones descuento para hacerme la depilación Libanesa (con pinzas,pelo a pelo)…aún me queda la parte de atrás de los gemelos…
Versión 8: Mi macho alfa me regaló uno de esos viajes sorpresa al centro de la tierra.Estuve algo…digamos…desconectada…
Versión 9: Mi suegra vino a hacerme una visita y me preparó un mejunje casero. Lo llamaba arsénico oalgo así…y no sé por qué, todo el tiempo repetía – con una sonrisa sospechosa: “Hasta que no te lo bebas, de aquí no me muevo…”.
Versión 10: Tuve un pequeño percance con el coche. Típico despiste pequeñito….

La vida es mucho más prosaica de lo que me gustaría…

 

Versión 11: Gatrointeritis de laniña (una semana) + laringitis aguda de la madre (otra semana) + ahogamiento laboral (las dos semanas restantes) = inspiración en ESTADO CATATÓNICO.
Queridos Reyes “Majos”, al 2012 le pido mucha salud, pocos antibióticos y un muñeco de vudú para entretenerme en esos pocos ratos libres que me quedan para conciliar…